Servicios a la comunidad >> En el pais

2017. Escuela N°33 Comunidad Mapuche Curruhuinca. Quila Quina, San Martín de los Andes. Neuquén


El primero de enero de 2017, nos encontramos en Aeroparque para iniciar nuestro gran servicio a la escuela Nº33 Comunidad Mapuche Curruhuinca, ubicada en San Martín de los Andes, más precisamente en Quila Quina. Los primeros días vinieron con sus complicaciones. Empezando por problemas por el equipaje en el aeropuerto, hasta problemas con el clima en la escuela. Esto no nos importo, si bien tuvimos que atrasar el inicio del servicio, usamos ese tiempo para compartir en Comunidad, jugar a las cartas, a un juego que se hizo furor, el Tótem, y reírnos con los demás. Luego arrancamos con la escuela, era mucho trabajo de pintura y barnizado, con algunos arreglos extras del cerco, de los juegos y demás. Los primeros días nos pasamos todo el día trabajando. Pero cuando los chicos retomaron sus clases, las mañanas dejaron de ser de trabajo, para compartir con ellos, y contagiándonos de la alegría y ganas que cualquier chico tiene en su alma. También compartíamos el izado con los chicos, mientras ellos cantaban una canción hermosa que nos fascino a todos sobre Manuel Belgrano. Los días fueron pasando, y los primeros días perdidos se hacían notar. Tuvimos que cambiar nuestra idea original de irnos de la escuela a acampar. Sin embargo, nos pudimos dar este lujo uno de los últimos días. Luego de una caminata larga y complicada, llegamos a un camping hermoso. Disfrutamos este día por completo, y, al bajar, sabíamos que teníamos que terminar todo el trabajo inconcluso en la escuela. Sumado a esto, la directora y los chicos nos tenían una sorpresa. Empezando por un tiempo laaaargo de juego y de alegría con los chicos, antes de que los alumnos se retiren del colegio, nos comentaron todo su agradecimiento para con nosotros; y sumado a esto, nos regalaron a cada uno un llavero muy lindo, y para la comunidad una bandera de los pueblos originarios y un morral. Se fueron los chicos y teníamos que ponernos manos a la obra, no teníamos más margen para posponer el trabajo, y tampoco hizo falta, al final del día, podíamos contemplar la escuela y sentirnos muy orgullosos del trabajo que habíamos realizado.
Creemos que este servicio nos dejo una enseñanza muy importante. A pesar de los imprevistos, de las peleas internas, del cansancio, de todo. Las ganas de servir al otro, la alegría que nos contagiamos entre amigos, sumada a la de los chicos, hacen que cualquier tipo de servicio sea realizable, con alegría y entusiasmo. Manteniéndonos siempre listos para servir al otro como lo que somos.
La gran COMUNIDAD IMPEESA.


VER GALERIA DE IMAGENES